Dom07052020

Última actualizaciónVie, 12 Jun 2020 10pm

Back Usted está aquí: Home Crianza Criadores Las conexiones de Stradivarius con la hípica peruana
Domingo, 21 Junio 2020 20:10

Las conexiones de Stradivarius con la hípica peruana

Escrito por  Néstor Obregón Rossi
Valora este artículo
(0 votos)

El mundo hípico se rindió la última semana ante la calidad de un caballo al que cualquier elogio ya no es suficiente para graficar su enorme corazón e indiscutible calidad. La pista de Ascot, en medio de la semana real, permitió ver nuevamente en acción de Stradivarius (IRE, Sea The Stars), indisutible ganador de la Gold Cup (G1 – 2.000 m, césped) por tercera vez en su campaña y para muchos considerado hoy en día el mejor caballo de carreras del mundo.

Más allá de los triunfos y las nominaciones, merecidas por cierto, el tema de su composición genética también es un gusto agradable al paladar de los amantes del pedigrí. Hijo de un extraordinario caballo de carreras como Sea The Stars (IRE, Cape Cross), tiene como matrona a una no menos linajuda Private Life (FR, Bering), placé clásico y que desciende de una de las más notables familias inglesas, la 9, que tiene entre sus principales nombres a caballos del nivel de Protectionist (1° Melbourne Cup), Montaval (1° King George VI & Queen Elizabeth) y Excelebration (1° Prix du Moulin), por citar algunos ganadores de G1.

Pero lo importante para la hípica peruana es la cercana relación que tiene Stradivarius con la crianza nacional y los beneficios que eso puede llegar a tener para el futuro.

EL PAPÁ DE YAZAMAAN, SINGE THE TURF Y THE FERRYMAN EN LA ZONA PATERNA

Como ya dijimos, Stradivarius es hijo de Sea The Stars, caballo producto del cruce entre Cape Cross y Urban Sea (USA, Miswaki). Esta última fue una notable yegua tanto en las pistas como en el haras. Titular de 8 carreras, sobresalen sus triunfos en el Arco del Triunfo (G1) de 1993, por lo que fue elegida Campeona Adulta en Francia en ese año.

En la reproducción, produjo 8 ganadores encabezados por el ya mencionado Sea The Stars, que ganó 6 pruebas de G1, incluyendo el Epsom Derby, Arco del Triunfo y 2000 Guineas. Pero también dio a la matrona My Typhoon (IRE, Giant’s Causeway), múltiple ganadora de Grupo; y al sensacional Galileo (IRE, Sadler’s Wells), hoy en día considerado el mejor padrillo del mundo y que cada vez marca records en la crianza que parecerían ser imbatibles en un futuro cercano por cualquier otro semental.

Los hijos de Galileo, ya padrillos, empezaron a instalarse en los diferentes criaderos del mundo y Perú (afortunadamente) no ha sido la excepción. Aquí contamos, a la fecha, con cuatro buenos descendientes, dos de ellos ya probados.

El primero es Yazamaan (GB), una sociedad de los haras Gina Santa Rosa, Los Azahares, San Pablo y del importador Leslie Hammond, que lleva una campaña destacada en nuestro medio. Fue elegido 2 veces Padrillo del Año (2017 y 2018) y encabezó la estadística general de sementales en Monterrico (2018). En 7 generaciones en las pistas lleva 17 ganadores clásicos, incluyendo 5 campeones y 3 ganadores de G1.

El segundo es Singe The Turf (IRE), de propiedad del Haras Rancho Fátima, que también luce un palmarés para el aplauso. Con solo tres generaciones en pistas, ha producido 7 ganadores clásicos, incluyendo un Campeón y dos vencedores de Grupo.

El tercero es The Ferryman (IRE), un linajudo semental adquirido por los haras El Catorce y Alydar, que fue titular de dos carreras (a los 2 y a los 4 años), pero con una línea materna extraordinaria, que nos muestra nombres como los de Rags to Riches, Aldebarán, Chime Of Freedom, Spinning World, Siskin y más pegado a nuestro medio, los destacados padrillos Privately Held y Man Of Iron.

El cuarto es Galapiat (GB), incorporado recientemente a la cría por el Haras El Centauro. Cuenta con una campaña de 3 victorias sobre 11 salidas en una campaña desarrollada en Francia e Inglaterra. Sus primeros descendientes saldrán a la venta el próximo año.

EL PAPÁ DE BUENOS DÍAS EN LA ZONA MATERNA

Pero la otra gran conexión que tiene Stradivarius con la hípica peruana la encontramos en el hemisferio sur del peidgrí. Ya habíamos dicho que la madre Private Life desciende de una de las más influyentes familias maternas de la hípica europea.

La abuela de Private Life –es decir, la tercera madre de Stradivarius– es la sobresaliente Pawneese (IRE, Carvin), Caballo del Año en Inglaterra y Campeona de Inglaterra y Francia, ganadora de tres G1, incluyendo el King George VI & Queen Elizabeth y la Oaks.

Esta corredora castaña es medio hermana de Petroleuse (IRE, Habitat), ganadora del Princess Elizabeth Stakes (G3) y del Blue Seal Stakes (L) en solo 3 presentaciones. Llevada a la crianza produjo varios y buenos ganadores, como el caso de la G2 Peiture Bleue (USA, Alydar), madre del sensacional Peintre Celebre (USA, Nureyev), Caballo del Año y Campeón de 3 años en Europa en 1997.

En la reproducción, Peintre Celebre produjo una larga lista de ganadores clásicos, entre ellos Buenos Días (IRE), semental del Haras Gina Santa Rosa que se estrenó por todo lo alto en el 2019, produciendo un 50% de hijos ganadores, sobre total de debutantes, encabezados por el Campeón y G2 Mazarín.

NICK PARA SOÑAR

La presencia de Galileo y Peintre Celebre en nuestra hípica, a través de sus hijos, abre un abanico de posibilidades (e ilusiones) en términos de crianza. Si el ejercicio de toda la vida fue encontrar el cruce ideal que nos permita llegar a un caballo con las características de buen físico, velocidad y resistencia, tenemos dos piezas importantes de un rompecabezas que podría empezar a ensayarse.

El ejemplo, por lo pronto, ya se dio mediante un gran caballo de carreras como Stradivarius, que no solo deleitó a la afición con su sensacional actuación en Ascot, sino que a futuro puede ser un gran aporte a la crianza del purasangre cuando finalice su temporada en las pistas.

 

 

Foto: Stradivarius brillando en Ascot

Crédito de foto: Prensa Royal Ascot

Visto 69 veces Modificado por última vez en Domingo, 21 Junio 2020 20:57